TECNOLOGÍA Y SALUD: Avances que nos facilitan la vida

Gracias a la tecnología, en los próximos años veremos avances revolucionarios en muchas áreas de la salud, un doctor robot que diagnostica, unas lentillas que miden el azúcar en sangre y órganos, entre otros. Las nuevas tecnologías van  cambiar la sanidad que conocemos hoy en día.

 

Las  tecnologías que comienzan a tener importancia en el ámbito sanitario y que marcan el futuro próximo de la sanidad son: robots quirúrgicos, impresiones en 3D, dispositivos Wearables, Big Data, y la atención digitalizada.

 

El desarrollo de las nuevas tecnologías continúa su ascenso imparable. Estas son algunas de las innovaciones y tendencias que se convertirán en las mejores aliadas para los profesionales de la salud, durante el presente año.

 

 

Cirugía robótica

Los profesionales sanitarios, ya están familiarizados en algunos países con el robot Da Vinci. Representa una sofisticada plataforma robótica diseñada por Intuitive Surgical para potencia las capacidades del cirujano y ofrecer una opción mínimamente invasiva en procedimientos de cirugía compleja.

 

 

Impresiones en 3D

El sector sanitario también se beneficia de la tecnología 3D. Tanto las farmacéuticas, laboratorios de investigación o empresas de biomedicina ya aprovechan esta técnica para probar nuevos tratamientos quirúrgicos a través de simulaciones antes de proceder a las intervenciones reales. Según los expertos, el modelo de investigación por ordenador podría suponer hasta el 50% de los ensayos que se realicen en el futuro.

 

Algunos de los avances de hoy en día son:

 

1. Audífonos

En la actualidad el 98% de los audífonos existentes se han fabricado usando impresión 3D, con tremendos avances desde entonces, llegando una sola máquina actual a imprimir 30 aparatos en solamente hora y media. Se está investigando en la fabricación de microbaterías de litio para la alimentación de estos y otros dispositivos.

 

2. Impresiones dentales

La contribución de la impresión 3D a la industria dental ha cambiado, ya que antes de que esta tecnología se convirtiera en noticia, se llevaba usando ya 10 años, para hacer cosas que no podrían realizarse de otro modo.

 

La impresión 3D aumenta la calidad de las piezas y acelera la producción. Esta tecnología permite tanto obtener un alineador dental transparente impreso en 3D para el uso diario, como implantes, fundas dentales, puentes, y una gran variedad de aplicaciones. No solo eso, sino que es posible enviar los archivos CAD a otros especialistas, lo cual podría aplicarse a la obtención de una segunda opinión médica.

 

3. Huesos impresos en 3D

Hace unos meses una paciente de EEUU se sometió a una cirugía radical, en el cual el 75% de su cráneo fue sustituido por un implante impreso en 3D realizado por un material no solo biocompatible, sino también semejante al hueso.

La impresión 3D puede ser también la esperanza de muchos bebes que naces con traqueobronquiomalacia, una anomalía congénita que se produce en uno de cada 2100 recién nacidos y que consiste en una debilidad de las paredes de la tráquea, produciendo colapsos durante la respiración o cuando tosen, y que frecuentemente se diagnostica erróneamente como asma.

 

4. Prótesis

Perder una extremidad ya es algo impactante para un adulto, un evento que puede cambiar la vida, y en los casos de menores de edad, el impacto es aún mayor, no solo psicológicamente, si no también económicamente.

La impresión 3D tiene el potencial de hacerles la vida más fácil a estos jóvenes. Como es el caso de e-NABLE, una ONG Internacional que crea y pone a disposición el acceso a esta tecnología.

Usando esta tecnología, es posible crear prótesis que se adapten perfectamente al tamaño requerido; y como son más barata y desechables, es posible cambiar de prótesis más a menudo.

 

5. La oreja biónica

Aunque ya se hablaba de la posibilidad de imprimir usando como material células vivas, esto constituye un paso adelante. Se trata de una oreja totalmente artificial, consistente en dispositivos electrónicos, alojados en una estructura biónica: una estructura tridimensional a forma de esqueleto, con células cartilaginosas que en 10 semanas dan lugar a una oreja completa. Incluso posee una antena extremadamente sensible a las microondas, por lo que esta oreja podría convertirse en un buscador de satélites permitiendo al oído humano escuchar la radio y otras señales electromagnéticas.

 

6. Impresiones de células madres

La impresión 3D ha permitido producir racimos de células madres. El método usado es el de la impresión basada en válvulas, para mantener estas células en un alto nivel de viabilidad, y producir esferoides de un tamaño uniforme con una precisión adecuada.

Los científicos se han interesado particularmente en las células hepáticas, debido a su importancia en el metabolismo de medicamentos y drogas en el organismo. Actualmente, la experimentación en el campo farmacéutico se realiza usando células, o directamente animales, por lo que la capacidad de imprimir y generar tejido tridimensional humano permitirá modelizar los test farmacéuticos, e incluso, eliminar la experimentación con animales.

 

 

Dispositivos wearables

Los brazaletes y relojes digitales no solo sirven para que los deportistas puedan monitorizar su actividad física. Son también instrumentos médicos de gran importancia para asistir a discapacitados o mayores. Estos dispositivos permiten enviar información al médico en tiempo real, lo que permite realizar un mejor y más rápido seguimiento

de pacientes enfermos o dependientes.

 

 

Big Data

Analizar datos a gran escala es una de las grandes posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías. Los profesionales sanitarios pueden utilizarlos para obtener valiosa información, no solo en el aspecto sanitario, sino también a nivel social, asistencias, etc.…, a fin de mejorar la eficiencia y la eficacia de sus servicios y conocimientos. Una herramienta de increíble posibilidades también para la investigación, que proporcione resultados cada vez más precisos y a la medida de cada paciente.

Internet y la tecnología han cambiado por completo La relación médico-paciente, elevándolos al plano digital. Ya es posible encontrar en la red todo lo que el paciente necesita: pedir información, solicitar o cancelar una cita médica, comprobar diagnósticos, buscar especialistas, etc.

 

 

La sanidad se digitaliza a pasos agigantados, lo que nos permite acceder a un mundo de infinitas posibilidades.