La multidisciplinariedad del Hogar Digital español

El concepto “hogar digital” en España surgió en el año 2003 desde el entorno empresarial relacionado con las telecomunicaciones. Recientemente, el gobierno español ha utilizado este término para clasificar un determinado tipo de vivienda dependiendo de la infraestructura y funcionalidad tecnológica de sus instalaciones. Por ello, oficialmente se entiende en España que hogar digital “es el lugar donde las necesidades de sus habitantes, en materia de seguridad y control, comunicaciones, ocio y confort, integración medioambientar y accesibilidad son atendidas”.

En este artículo se pretende hacer un recorrido por las disciplinas que tradicionalmente en España son competentes para prescribir y gestionar alguna de las instalaciones que cubre las necesidades que aparecen en la definición oficial española de hogar digital. Fruto de este recorrido se observa la necesidad de disponer de profesionales con un claro carácter multidisciplinar para que los objetivos asociados al hogar digital sean alcanzados con éxito.

En el año 2002 se publicó en el Boletín Oficial del Estado Español (BOE) el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT). En su instrucción técnica complementaria ITC-BT51 se describen los instalaciones de sistemas de automatización, gestión técnica de la energía y seguridad para viviendas y edificios. En esta norma se regulan todos aquellos aspectos relacionados con las instalaciones que hoy en día se denominan “domóticas”. La instrucción complementaria 51 es muy escueta para la complejidad de las instalaciones que contempla. Por ello, el Ministerio de Industria español publicó en el año 2007 la “Guía Técnica de Aplicación de la BT51″. Esta guía desarrolla con mayor detalle las características de las instalaciones domóticas, incluso su relación con las intalaciones de telefonía, televisión e informática.

El reglamento español REBT de 2002 ha venido siendo enseñado en las Escuelas Universitarias españolas que imparten las titulaciones relacionadas con las ingenierías industriales y de telecomunicación, además de los centros que imparten ciclos superiores de formación profesional.

En el año 2006 se publicó en el BOE español el Código Técnico de la Edificación por el que se regulan las exigencias básicas de calidad que deben cumplir los edificios, incluidas sus instalaciones, para satisfacer los requisitos básicos de seguridad y habitabilidad. En esta norma se habla por ejemplo de que una vivienda puede disponer de un sistema de control que permita ajustar el encendido a la ocupación real de la zona, así como de un sistema de regulación que optimice el aprovechamiento de la luz natural, en las zonas que reúnan unas determinadas condiciones. Esta normativa ha venido siendo enseñada en las Escuelas Universitarias españolas que imparten las titulaciones relacionadas con las Ingenierías Industriales y la Arquitectura.

En el año 2007, el Ministerio de la Presidencia publicó en el BOE el Real Decreto 47/2007, el cual pretende fomentar la eficiencia del consumo de energía eléctrica de los edificios de nueva construcción o en reforma. En este R.D. se describe el procedimiento básico que debe cumplir la metodología de cálculo de la calificación de eficiencia energética. Esta normativa ha venido siendo enseñada en las Escuelas Universitarias españolas que imparten las titulaciones relacionadas con las Ingenierías Industriales y la Arquitectura.

Y recientemente, en Abril de 2011, el BOE publicó a través del Anexo V del Real Decreto 346/2011, unas recomendaciones para denominar a una vivienda como “hogar digital”. Este Anexo V se enmarca dentro del reglamento regulador que se denomina en España “Infraestructuras Comunes de Telecomunicaciones (ICT)”. Esta reglamentación se enseña tradicionalmente en las Escuelas Universitarias españolas que imparten las titulaciones relacionadas con la Ingeniería de Telecomunicación, además de algunos centros que imparten ciclos superiores de formación profesional.

Esta nueva publicación oficial relacionada con el hogar digital proporciona una clasificación de las viviendas españolas dependiendo de sus niveles de seguridad, automatización, eficiencia energética, e infraestructuras para el entretenimiento. Aunque se encuentre dentro de una normativa que tradicionalmente se asocia en España a las telecomunicaciones, el tipo de infraestructuras que se requiere para denominar a una vivienda como hogar digital viene regulado por otras normativas que fueron publicadas anteriormente en el BOE, como se ha indicado previamente en este artículo, y que tradicionalmente en España se asocian también a la Ingeniería Industrial y a la Arquitectura.

Lo que parece evidente es que el nuevo concepto oficial de “hogar digital” hace uso de otros conceptos que son propios de ámbitos tan distintos como la Arquitectura, Telecomunicaciones, Ingeniería Eléctrica, Ingeniería Informática e Ingeniería Civil. Es por ello que aparece la necesidad de que existan nuevos profesionales con una clara formación multidisciplinar que sean responsables de que un determinado hogar digital alcance los objetivos marcados oficialmente por la reglamentación española actual. Desde aquí se propone a todos los agentes sociales involucrados (académicos, profesionales, empresariales, gubernamentales) que realicen en la medida de lo posible un esfuerzo coordinado para que el espíritu de la nueva norma sobre hogar digital sea un éxito, ya que conllevará un salto cualitativo en el nivel tecnológico de la sociedad española.

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

No comments yet... Be the first to leave a reply!

Leave a Reply

*