Los robots empiezan a salir de los laboratorios

Los robots cuadrúpedos al igual que muchos de los otros impresionantes proyectos de robótica que vemos regularmente, hasta ahora se han limitado a laboratorios o pruebas controladas en exteriores. Pero algunos robots cuadrúpedos ya están demostrando su valía en un entorno real y comercialmente útil, como lo demuestra ANYbotics, una startup suiza de robótica que surgió del Laboratorio de Sistemas Robóticos de ETH Zurich.

El robot cuadrupedo autónomo de la empresa se sometió recientemente a una prueba de una semana llevando a cabo tareas de inspección en una de las plataformas de distribución de energía en alta mar más grandes del mundo en el Mar del Norte. Esto implicó cubrir un total de 16 puntos de inspección, incluidos los medidores de comprobación, las palancas, los niveles de agua y aceite y una variedad de otras medidas visuales y térmicas.

La tarea principal del robot es recopilar información de manera confiable y regular sobre el estado actual de la operación. Puede transportar hasta 10 kilos en carga útil, y para esta instalación, ha sido equipado con una gama de sensores de inspección. El cabezal de inspección móvil contiene una cámara visual y térmica para proporcionar una alimentación de video para que el operador conozca la situación en general. En los puntos de control predefinidos, ANYmal toma imágenes de alta resolución e interpreta resultados como leer el indicador de un manómetro o verificar la temperatura de los componentes críticos de la máquina. Además, utiliza un micrófono y un escáner lidar para recopilar más información sobre su alrededor.

El quadrobot muestra impresionantes habilidades de maniobra. Puede subir y bajar escaleras, así como saltar sobre obstáculos y arrastrarse a través de espacios reducidos. Esto lo aventaja sobre los robots con ruedas o orugas. El robot también es muy resistente e impermeable; además, puede ser recargado sin necesidad de ayuda humana.

ANYmal también se está utilizando para tareas de adquisición de datos y vigilancia en minas, sistemas de alcantarillado, sitios de construcción, agricultura, silvicultura y otras aplicaciones con entornos difíciles. Sus creadores están seguros de que la gama de aplicaciones seguirá creciendo junto con las capacidades del robot .