“Siria”, la App de inteligencia artificial que da voz a personas en exclusión

Según datos de Naciones Unidas, 767 millones de personas viven bajo el umbral de la pobreza. Esta cifra se ha visto incrementada con las crisis humanas como la de Siria, que ha provocado que más de 6 millones de personas hayan tenido que abandonar su hogar.

Ellos no hablan, pero a veces su realidad es demasiado dura e incómoda como para escucharlos. Por ello, la ONG Médicos del Mundo en estrecha colaboración con la Universidad de Alcalá (UAH), han creado una aplicación móvil que pretende ser la voz de aquellas personas en riesgo de exclusión.

La herramienta se llama “Siria” y es una app de “inteligencia emocional” basada en un sistema de voz capaz de mantener una conversación fluida con quien la maneja. La ONG comprobó en un experimento social como reaccionaban los usuarios que se habían prestado a probar la tecnología. Sin embargo, lo que no sabían es que las respuestas de la app escondían las declaraciones en tiempo real de hombres y mujeres en riesgo de exclusión social a quienes, finalmente pudieron conocer cara a cara.

Para su desarrollo han obtenido la información de más de un centenar de entrevistas con personas refugiadas, sin hogar y en riesgo de exclusión. Estos datos se han convertido en un lenguaje propio con el que la app puede interactuar de forma inteligente con quien la utiliza, proporcionándole información sobre las difíciles situaciones a las que se enfrentan en su día día.

Siria procesa y comprende el lenguaje humano, aprende y busca las historias más emotivas para conectar con este tipo de problemas. Por su parte, la aplicación está diseñada para que la conversación sea dinámica, lanzando inputs que ayudan a mantener la curiosidad y que consiguen un impacto emocional en quien la utiliza.

La aplicación está concebida en forma similar a los asistentes personales inteligentes, como Siri en los dispositivos de Apple, Cortana en Microsoft o Google Now en Google. La diferencia con ellos radica en que Siria no sólo responde a las preguntas del usuario, sino que mantiene una conversación fluida con él o ella, proporcionándole temas de conversación que, según interpreta, pueden serle relevantes.

Las primeras personas que han probado la aplicación en fase beta han destacado que el lenguaje conseguido es tan natural que transmite la sensación de estar hablando con una persona real, proporcionando una experiencia tan real que llega a emocionar.

La campaña trata de visibilizar su situación en una sociedad cada vez más interesada en la tecnología. Se pretende recuperar la atención de nuestra sociedad sobre las personas que han perdido su hogar o que, en general, tienen dificultades para llevar una vida digna.

“Hemos tenido que inventarnos una app con inteligencia artificial para que volvamos a conectar con un problema muy real, para que no olvidemos que no hay nada que conmueva más que una historia verdadera”.

Puedes ver el vídeo aquí.

Además, incluye una página web donde se pueden consultar todas las historias reales, así como la propia app disponibles ya en las tiendas de aplicaciones.