Mejoras a la detección de supervivientes en desastres naturales

Existen diversas formas de buscar y rescatar tras las secuelas de un desastre natural como un terremoto o un tsunami. Un equipo de investigadores de Austria, Suiza y Chipre han desarrollado una nueva herramienta para realizar estas tareas.

La herramienta que han desarrollado es un conjunto de sensores ligero y portátil que puede ser transportado por los servicios de emergencia e incluso por un drone. Este dispositivo podría ayudar a descubrir supervivientes en los primeros estadios de la catástrofe, lo que marcaría una gran diferencia entre vidas y muertes.

La herramienta más utilizada hasta hoy en día son los perros, que con su olfato superior, pueden localizar a personas atrapadas por su olor. Sin embargo, la disponibilidad y operatividad de los perros está limitada debido a que son muy sensibles al estrés.

El dispositivo desarrollado, es de tamaño diminuto, barato de fabricar y puede oler personas tan bien como lo hace un perro. El dispositivo consta de cinco sensores, dos de los cuales son sensores comerciales de humedad y dióxido de carbono. El resto son sensores hechos a medida capaces de detectar respiraciones específicas y emisiones cutáneas de acetona, isopreno y amoniaco en pequeñas concentraciones. Esto significa un gran avance si se compara con los grandes sensores que se utilizaban hasta ahora en estas tareas que pierden la señal si las sustancias no se encuentran en altas concentraciones.

Se han probado estos sensores en una simulación de “atrapamiento humano”. Los voluntarios fueron encerrados en una cámara estanca para acumular su respiración y emisiones de cutáneas. Los detectores rápidamente detectaron la presencia humana mediante la detección de pequeñas cantidades de estos productos químicos. El siguiente paso será probar la eficacia del dispositivo en un caso real.