La tecnología será una extensión de las personas

Los seres humanos servirán como conductores digitales y las tecnologías emergentes cambiarán la relación entre los hombres y las máquinas, según las previsiones de los expertos para 2030.

Dentro de poco más de una década no hablaremos de comprar tecnología o de incorporar tal o cual dispositivo a nuestra vida cotidiana. Simplemente, nosotros «seremos» la tecnología. Este es el escenario que los expertos vaticinan para 2030, cuando todas las organizaciones que nos rodean serán tecnológicas y las llamadas tecnologías emergentes se habrán adueñado de nuestras vidas.

Según un informe publicado por Dell Technologies y dirigido por el Institute for the Future (IFTF) junto con 20 expertos en tecnología, académicos y expertos en negocios de todo el mundo, la inteligencia artificial, la robótica, la realidad virtual, la realidad aumentada y el cloud, transformaran nuestras vidas.

El informe, titulado «La próxima era de las relaciones hombre-máquina», pronostica que las tecnologías emergentes, respaldadas por los grandes avances en software, big data y el poder de procesamiento, cambiarán nuestras vidas y la sociedad entrará en una nueva era en su relación con las máquina, que se caracterizará, por ejemplo, por que los humanos actuarán como «conductores digitales» en los que la tecnología funcionará como una extensión de las personas, ayudando a dirigir y gestionar mejor las actividades diarias.

De esta manera, se prevé un reclutamiento de trabajadores mediante el uso de tecnologías avanzadas de establecimiento de contactos basadas en datos, con el que las organizaciones podrán encontrar y emplear talentos de todo el mundo.

Además, la sociedad aprenderá «sobre la marcha», ya que el ritmo del cambio será tan rápido que se crearán nuevas industrias y se requerirán nuevas habilidades para sobrevivir.

En este sentido, los autores del estudio ponen sobre la mesa una llamativa reflexión: por primera vez en la historia moderna, los líderes globales no pueden predecir cómo van a evolucionar sus negocios. De acuerdo con el Índice de Transformación Digital de Dell, el 52 por ciento de los altos ejecutivos de 16 países han experimentado una disrupción significativa en sus sectores como resultado de las tecnologías digitales. Y casi una de cada dos empresas cree que su compañía se puede volver obsoleta en los próximos tres a cinco años, entre otras cosas porque la mayoría de los empleos que habrá en 2030 aún no se han inventado.

«Nunca antes la industria había experimentado tal disrupción. El ritmo del cambio es muy real, y ahora estamos ante un escenario de hacer o morir. Para salir adelante en la era de las relaciones hombre-máquina, cada negocio tendrá que ser un negocio digital, con el software como eje principal», señala Jeremy Burton, director de Marketing de Dell. “Pero las organizaciones tendrán que avanzar rápido, preparar su infraestructura y capacitar su fuerza de trabajo para afrontar este cambio», añade.

Visto en: http://www.larazon.es/tecnologia/la-tecnologia-sera-una-extension-de-las-personas-EC15604635