Crean ventanas inteligentes capaces de regular la temperatura de un edificio

Un equipo de científicos de la Universidad de Princeton ha creado un nuevo tipo de ventanas inteligentes, capaces de impedir el paso al calor o facilitárselo.

Las ventanas inteligentes se encargan de controlar la transmisión de luz y de calor al interior de un edificio. Sin embargo, no pueden hacer esto si no están conectadas a la red eléctrica u algún sistema de alimentación. Pero este tipo de ventanas suelen ser difíciles de instalar , especialmente en construcciones ya terminadas. De ahí que en la Universidad de Princeton hayan explorado este campo en busca de una solución.

Un equipo de investigadores ha logrado crear un tipo de ventanas inteligentes que se autoabastecen de energía. Así, no hace falta cablear los cristales y conectarlos a una fuente de alimentación. Y de esta manera sería mucho más sencillo hacer instalaciones en edificios ya construidos, incluso en inmuebles antiguos. Las nuevas ventanas son elementos autónomos, con lo que no importa la infraestructura –o falta de ella– que haya a su alrededor.

Los científicos de Princeton querían inventor una ventana que pudiera controlar dinámicamente la cantidad de luz y calor que entra al edficio. De esta manera es posible ahorrar energía , tanto en calefacción como en aire acondicionado, y los gastos derivados. Además, al no utilizar sistemas artificiales para regular la temperatura, el espacio termina por ser más agradable.

Estas nuevas ventanas inteligentes con trolar el paso de la radiación solar visible y de la infrarroja. Pero además, emplean la radiación ultravioleta para hacer funcionar el sistema. Recogen estos rayos ultravioletas mediante un panel solar que únicamente absorbe este tipo de luz.

La radiación ultravioleta es invisible al ojo humano y su uso para dar energía a las ventanas permite que los paneles solares sean transparentes. Es decir, no hay diferencia con un cristal típico, pues los rayos del espectro visible y el infrarrojo siguen penetrando. A no ser que el sistema de filtrado del cristal impida su paso, para regular la temperatura del edificio.

Los investigadores han empleado polímeros electrocrómicos en su investigación, que permiten controlar el tintado del cristal. Este se controla con la energía que produce el panel solar de la ventana. La electricidad que se genera provoca una reacción en el vidrio electrocrómico que lo lleva a oscurecerse. Cuando lo hace puede frenar el 80% de la luz que normalmente traspasaría el cristal.

Un proceso similar ocurre con la filtración de los rayos infrarrojos, los que transmiten el calor. Los investigadores estiman que su sistema podría ahorrar hasta un 40% de los costes energéticos de un edificio.

Visto en: http://blogthinkbig.com/crean-ventanas-inteligentes-capaces-de-regular-la-temperatura-de-un-edificio/