De Joyners a Telefónica: ‘silver economy’, el nuevo polo de atracción de la tecnología

Los españoles mayores de 65 años generan el mayor gasto medio por persona de todo el país. Ante ello, empresas como Joyners, con su app de asistencia a domicilio, o Telefónica, con su alianza con SARquavitae, han encontrado un nicho en el que crecer.

 

La tecnología es cosa de jóvenes. O eso se podría pensar al comprobar los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), donde se observa que el número de personas mayores de 65 años que en los últimos tres meses ha navegado por Internet asciende a 1,4 millones. En España, en total, el número de internautas en este periodo se situó en 27,7 millones.

Al entrar en detalle en los datos del INE, puede observarse que, sin embargo, más del 75% de los mayores de 65 años han hecho uso de un teléfono móvil en los últimos tres meses, mientras que un 37% ha tenido entre sus manos una tablet. Los mayores no son indiferentes a la tecnología. Leer las noticias, conectarse con sus amigos, comprar en marketplaces o consultar información en la Red son algunas de las actividades más comunes entre este casi millón y medio de internautas mayores de 65 años.

Además de aumentar su interés por la tecnología, este segmento de población cuenta con el mayor potencial económico de España. De hecho, en 2015 eran los mayores de 65 años quienes lideraban el gasto medio por persona en el país, hasta 12.323,06 euros al año, una cifra que ha ido aumentando desde 2010. Hasta ese año, el gasto medio anual en España lo lideraban las personas de entre 45 y 64 años. Para 2064, se espera que el porcentaje de población mayor de 65 años se sitúe en el 38,7%.

 

Ante esta situación, cada vez más empresas han optado por acercarse a un sector de la población que está descubriendo cómo integrar la tecnología en su día a día y que cuenta con el mayor poder adquisitivo de España para adoptar las últimas innovaciones digitales. Este es el caso de empresas como Joyners o Telefónica, que han llevado la tecnología a sectores tradicionales como la asistencia a domicilio o la teleasistencia; Alcatel, que ha lanzado un smartphone accesible, o el mismo Ayuntamiento de Barcelona, con el proyecto Vincles BCN.

Joyners es una plataforma online que ofrece servicios de cuidadores a domicilio. A diferencia de otros portales de intermediación entre asistentes y familiares, la compañía se encarga de brindar el servicio de forma directa y gestionar todo el proceso a través de una aplicación móvil. Es, precisamente, el uso de la esta app lo que permite a la empresa ofrecer un servicio casi inmediato gracias a un sistema de matching, geolocalización y un sistema de rating.

La empresa nació de la mano de Oriol de Pablo y Mireia Llort en 2013. En sus inicios, el grupo decidió lanzar una plataforma con un componente de Airbnb que permitiera a las personas mayores compartir piso. En 2016, sin embargo, decidieron mutar el negocio y entrar en un nicho aún más conflictivo: el de los cuidados a domicilio.

 

Ahora, doce meses después de haber iniciado su actividad en Barcelona, Joyners ha cerrado el primer año con una facturación de 311.000 euros y ha captado alrededor de medio millón de euros entre capital público y privado. El pasado otoño, el grupo amplió sus horizontes y llevó sus servicios a Madrid, y el pasado marzo aterrizó en Valencia y Zaragoza. A día de hoy, su flota de cuidadores a domicilio (todos ellos autónomos) supera los 200 profesionales.

Incluso los pesos más pesados del sector se han interesado por introducir su tecnología en el sector de la tercera edad. En 2015, Telefónica selló un acuerdo con SARquavitae para lanzar Te Acompaña, un servicio que se apoya en un dispositivo móvil y una plataforma web a través de la que sus usuarios pueden configurar alarmas o servicios de geolocalización. La alianza entre ambos grupos supuso una inversión de seis millones de euros y cuatro años de desarrollo.

Reducir la brecha digital también ha sido una de las preocupaciones del Ayuntamiento de Barcelona, que en febrero de 2016 puso en marcha Vincles BCN. El proyecto se apoyó en el desarrollo de una aplicación para móviles y tabletas para paliar la soledad de personas en situación vulnerable.

 

En el campo de los smartphones, por ejemplo, tanto la francesa Alcatel como la multinacional china Haier han introducido en el mercado dos terminales específicos para las personas mayores. Por otra parte, entre las tendencias en auge relacionadas con la tercera edad se están abriendo un hueco la robótica social. En este ámbito destaca Robocity2030, un proyecto liderado por la Universidad Carlos III de Madrid del que han nacido Asibot y Maggie. Ambos robots están ideados para ayudar en la higiene personal, en las comidas o en la toma de medicinas.

Según datos del Centro Nacional de Tecnologías de la Accesibilidad (Centac), el campo de la robótica es un mercado que genera más de 20.000 millones de euros anuales. “En Estados Unidos, los Institutos Nacionales de la Salud están financiando el desarrollo de robots pensados para cubrir las necesidades de las personas con discapacidad”, aseguró en su día Juan Carlos Ramiro, director de accesibilidad del Centac. En este campo también destacan gigantes como Sony o la multinacional japonesa NEC.

 

Visto en: https://www.kippel01.com/empresa/20170413/de-joyners-a-telefonica-silver-economy-el-nuevo-polo-de-atraccion-de-la-tecnologia.html